Loading

wait a moment

Películas que serían mejores sin secuelas

La obsesión de Hollywood en crear secuelas, precuelas, reboots o remakes puede sonar como una buena idea desde el punto de vista del negocio. Pero desde el punto de vista de la historia, muchas veces no se necesita contar algo más.

En muchas ocasiones expandir una historia añade muy poco contenido al original y en ocasiones lleva a la franquicia a una dirección no deseada e incluso puede dañar por completo la percepción del material original.


THE MATRIX


The Matrix es una de las mejores películas de la década de los 90’s gracias a sus efectos especiales, secuencias de acción y un increíble guion original que toca temas filosóficos.

Tomas Anderson es un hombre cualquiera que descubre que el mundo es solamente una simulación en nuestras mentes para que la humanidad pueda ser usada como baterías. Una vez que conoce la realidad obtiene la misión de despertar a la humanidad de esta simulación.

A pesar de que las secuelas tienen algunas escenas de acción memorables, la historia cada vez tenía menos sentido y dejaban más preguntas que respuestas.


JURASSIC PARK


La película original de Jurassic Park es un clásico del cine, pero sus secuelas simplemente se sienten como una manera de exprimir la mayor cantidad de dinero de sus fanáticos.

Tomando la película original como punto de partida, las secuelas hacen a los personajes menos agradables y se alejan del material original introduciendo la idea de hacer hablar a los dinosaurios.

El reboot de Jurassic World trata de alejarse lo más posible de estas dos secuelas ya que las saca del canon de la historia.


SAW


Saw introdujo a un amplio público a un nuevo género de terror y suspenso gracias a un guion muy bien escrito que nos dejó al borde de nuestros asientos durante toda la película.

Gracias al enorme éxito que logró esta película con un presupuesto tan reducido, el estudio vio la oportunidad de explotarlo a tal grado que 5 secuelas nuevas fueron creadas, cada una alienaba más a los fanáticos de la original debido a que sus historias eran poco desarrolladas y se enfocaban más en la violencia.


MEN IN BLACK


Men in Black fue una divertida historia de ciencia ficción donde un agente nuevo conoce las otras formas de vida que habitan el universo y la tierra.

Al final de la película, el agente veterano decide retirarse y nos hace pensar que no habrá una secuela, pero gracias al éxito de la original, el estudio decidió convertirla en una trilogía que cada vez más hacía la historia complicada.


PREDATOR


A pesar de que el reboot próximo promete mucho, las secuelas de la original de 1980 fallaron en recapturar la magia de la original.

La trama de la película original sitúa a los protagonistas dentro de una jungla donde están siendo casados por un depredador desconocido, a diferencia de la secuela que se sitúa en la ciudad de Los Ángeles, la jungla es un lugar apto para el desarrollo de la historia.


ROBOCOP


Robocop es conocida como la obra maestra de Paul Verhoeven, una violenta y brillante sátira del consumismo americano. Esta es la historia de un hombre en la búsqueda de recuperar su humanidad después de un accidente.

A pesar de contener mucha violencia, la audiencia infantil comenzó a gustar de este personaje, gracias a esto el estudio bajo la tonalidad de la violencia en la secuela.

Al llegar la tercera entrada de la franquicia, lo único que tenía en común con la original era el nombre del personaje ya que los productores decidieron darle un acompañante y hacerlo pelear contra robots ninjas. Todo esto para poder tener una excusa para venderle juguetes a los niños.


DUMB AND DUMBER


La secuela de Dumb and Dumber es el claro ejemplo de cómo hay cosas que son mejor dejarlas en el pasado, los fanáticos de Jeff Daniels y Jim Carrey tuvieron que esperar más de 20 años para la secuela, pero cuando ésta se estrenó, la mayoría de nosotros pensamos que habría sido mejor que ese día nunca hubiera llegado.

Las interpretaciones originales fueron divertidas y llenas de comedia original, pero en la secuela simplemente se veían como perdedores tontos y en momentos pervertidos.


TAKEN


Taken tiene una premisa muy simple, un hombre con grandes habilidades que adquirió a través de los años las utiliza para recuperar a su hija secuestrada.

En Taken 2 los roles fueron volteados al ser Bryan Miller quien es secuestrado y su hija es quien tiene que rescatarlo a él y a su madre a pesar de que ella no cuenta con las mismas habilidades que su padre.

La ambición del estudio no se limitó con una secuela, decidieron hacer una tercera donde la historia se sentía irreal y los fanáticos perdieron interés en los personajes.


THE HANGOVER


The Hangover es la historia olvidada de una noche que supuestamente debería ser inolvidable. Al igual que Taken, la premisa sólo sirve para una película, pero el éxito de ésta obligó al estudio a repetir la fórmula cambiando la locación.

Utilizando la misma fórmula que Home Alone en los 90’s, la franquicia de Hangover repitió la historia una vez más en Tailandia y al llegar la segunda secuela, lo único similar a la original eran los personajes.


THE EXORCIST


En el Exorcista, la audiencia es obligada a creer que la posesión demoniaca es básicamente al azar y pone a la humanidad en una gran desventaja sabiendo que ese nivel de maldad existe. Acompañada de un excelente guion y efectos especiales adelantados a su época, esta película es un clásico del cine de terror.

La parte dos funciona en parte como secuela y precuela al mismo tiempo, ésta cuenta que las personas que son poseídas son especiales al ser muy buenas y tener habilidades psíquicas para curarse, lo cual resulta contradictorio con lo que se narró en la película original.

Comments

comments

Síguenos en Instagram