Extrañas adaptaciones de TV a videojuegos

Gaming

Sólo porque una idea es exitosa en un medio de entretenimiento no quiere decir que funcionara en otro. Algunos de estos son el ejemplo perfecto de intentos fallidos de convertir programas exitosos de TV en videojuegos.

Existen exitosos programas que se convirtieron en igualmente exitosos juegos como “The Simpsons” o “The Walking Dead”. Muchos otros no tuvieron la misma suerte ya que sus adaptaciones tuvieron problemas al crear el vínculo entre el contexto televisivo y una narrativa de videojuegos.

Estos son algunos de los programas que trataron de entrar al mundo de los videojuegos sin éxito.


DARK ANGEL


No existe nada más frustrante que un juego que se basa en el sigilo y que dicha mecánica no esté bien implementada. La falla principal del juego está en la programación de los enemigos pues a pesar de que logran verte, no reaccionan de ningún modo.

Acompañado de horribles visuales, una narrativa aburrida y diseño ilógico de niveles, el juego fue un completo fracaso tanto critico como en ventas.


HOME IMPROVEMENT


En 1994, el show de Tim Allen con el mismo nombre era un éxito en TV. El show consistía en la vida de un hombre que conducía un programa de televisión de herramientas.

Evidentemente, adaptar esa premisa a un juego de video era prácticamente imposible por lo que el estudio desarrollador decidió convertirlo en un juego de plataformas donde el protagonista debe pelear con diferentes monstruos, incluyendo dinosaurios.


DEADLIEST CATCH


Es difícil vender la idea de un juego divertido de pesca. Después de sólo diez minutos de juego es fácil darse cuenta el por qué. “Deadliest Catch” es una mezcla de mecánicas aburridas, ideas mal implementadas, graficas monótonas y difíciles controles.

El juego fue apresurado para poder aprovechar el éxito del show y el resultado final lo demuestra.


LOST


Este juego fue lanzado en la cumbre del éxito del show. El jugador toma el rol de Elliot Maslow, un joven fotógrafo que trata de recuperar su memoria después del accidente aéreo.

A pesar de que la narrativa está bien entrelazada en universo creado en el show, las mecánicas de juego son muy lineales y no contienen un factor que nos atraiga a jugarlo en más de una ocasión.


DESPERATE HOUSEWIVES


“Desperate Housewives” es un intento desesperado de hacer una réplica del icónico juego “Sims”. El juego fue altamente criticado debido a que muchas personas que lo compraron ni siquiera podían hacerlo correr.

Las pocas personas que lograron jugar este juego se encontraron con mecánicas simples y un gran número de problemas que hacía que el juego se cerrara por sí solo.


AMERICAN IDOL


La premisa del programa es muy difícil de adaptar a un videojuego, lo que se mostró con un resultado fue terrible. El jugador debe presionar botones para hacer que su personaje cante al estilo de Parappa the Rapper pero sin el talento o la sustancia.

Aun mas enfurecedor es aguantar a los jueces criticarte y ridiculizarte cuando la crítica real debería de ir dirigida hacia sus creadores.


PIMP MY RIDE


El objetivo de este juego es pasear por la ciudad mientras encuentras coches que mejorar al estilo único de “Pimp My Ride”.

Este juego sirve como ejemplo para muchos desarrolladores y como una guía de lo que no se debe hacer al crear un juego. Múltiples bugs, crashes y errores de programación invaden el juego.


ALF


Es difícil criticar a un juego que fue lanzado en una época donde las posibilidades de programación eran mucho más limitadas, pero “Alf” merece todas.

Básicamente es una copia idéntica del famoso juego “E.T.” donde tienes que buscar partes de tu nave espacial mientras escapas de agentes del FBI.


CELEBRITY DEATHMATCH


“Celebrity Deathmatch” en MTV era un programa divertido que fácilmente pudo convertirse en un juego divertido debido a su sencilla temática de peleas.

Jugarlo por tan sólo 15 minutos es suficiente para darse cuenta de las mecánicas mal programadas y las peleas extremadamente repetitivas lo cual nos provoca jamás volverlo a jugar.


PRISION BREAK


Es sabido que cuando un juego cambia en múltiples ocasiones de desarrolladores que probablemente no tiene mucho que ofrecer y este fue el caso con “Prision Break”.

Siguiendo los eventos del show, el juego nos pone en control de Tom Paxton, un agente encubierto que debe investigar a los protagonistas.

El juego salió tiempo después de que la primera temporada terminara, así que ya conocemos el final. Además, está acompañado de mecánicas simples, aburridas, repetitivas y gráficas que lucen de una generación anterior a este juego. Esta es una de las peores adaptaciones de TV a un videojuego.

Comments

comments