Distintas interpretaciones de inteligencia artificial en el cine

Cine

La inteligencia artificial ha tenido un desarrollo dramático en la última década, robots, supercomputadoras, sistemas operativos y el internet han cambiado nuestras vidas de una manera inimaginable y parece ser sólo el principio de su influencia en nuestras vidas.

Es extraño como la inteligencia artificial forma tanto parte de Hollywood como en nuestras vidas. A pesar de ser pocas las películas que tratan con el tema de la inteligencia artificial, muchas de sus interpretaciones son excepcionales y estos son algunos ejemplos.


2001: A SPACE ODDYSSEY (1968)

Al pensar en una computadora malvada es difícil no pensar en HAL 9000 de 2001:
A Space Oddysey, una inteligencia artificial que crea sus propias reglas y eso mezclado con una voz mitad robótica y mitad humana lo hace aún más tétrico.


TERMINATOR 2: JUDGEMENT DAY (1991)

En esta película podemos observar dos modelos distintos de inteligencia artificial, el T-1000 interpretado por Robert Patrick que nos muestra poca personalidad y un enfoque basado principalmente en su misión.
El modelo más antiguo lo encontramos en el personaje de Arnold Schwarzenegger: el T-800. De las inteligencias artificiales este es probablemente el más interesante ya que a través de la interacción humana gradualmente se da cuenta de la importancia de su misión y como lograr su objetivo con la menor letalidad posible, lo cual quiere decir que aprende moralidad.


BICENTENIAL MAN (1999)

El Hombre Bicentenario de Isaac Asimov es una novela adaptada a una película que habla sobre la relación de amistad y amor entre una persona y un robot.
La película expone la pregunta de lo que sucede cuando una inteligencia artificial continúa un patrón de progreso hasta poder pensar y sentir como un humano, y debido a esta complejidad de pensamiento y sentimiento puede obtener los mismos derechos que un humano.


A.I. ARTIFICIAL INTELIGENCE (2001)

A.I. cuenta la historia de un Pinocho futurista donde un robot llamado David tiene el deseo de convertirse en humano. David es un robot programado con la habilidad de amar y desear ser amado.
David es vendido a una familia humana para remplazar a su hijo Marvin quien está en un estado de animación suspendida hasta que la cura para la enfermedad que posee sea encontrada.


I, ROBOT (2004)

Basada en otra novela corta de Isaac Asimov, I, Robot gira alrededor de dos inteligencias artificiales, Sonny y V.I.K.I., quienes a pesar de estar programados con las tres leyes de la robótica que les impide herir a los humanos, ellos tienen la habilidad de decidir si obedecerlas o no.
V.I.K.I. es una supercomputadora rebelde y peligrosa quien cree que cualquier daño causado es con una finalidad mayor de protección a los humanos quitándoles el libre albedrio.
 La idea de que una inteligencia artificial tan compleja pueda darle prioridad a la supervivencia de una sociedad en lugar de los intereses del individuo es una gran historia contada tanto en las novelas cortas como en la película.


THE HITCHHIKER’S GUIDE TO THE GALAXY (2005)

Muchos autores al escribir sobre inteligencia artificial olvidan un factor clave, las maquinas actúan de forma lógica a diferencia de los humanos. Marvin, el androide de Hitchhiker’s Guide to the Galaxy es una inteligencia artificial programada con sentimientos y él generalmente muestra la depresión.
En general, los robots son programados para ayudar a los humanos con alguna tarea en específico, pero Marvin simplemente habla del existencialismo y complica más las cosas.


HER (2013)

Her posee un guion único acompañado de una magnífica interpretación de Scarlett Johansson como Samantha, un sistema operativo con la habilidad de adaptarse y evolucionar.
Her cuenta la historia de lo que sucedería si una persona comenzara a tener una relación romántica con un sistema operativo.
Samantha comienza a tener deseos de formar parte del mundo físico y tener un cuerpo que habitar, pero con el paso del tiempo comienza a darse cuenta que su existencia es mejor que la nuestra. Ella comienza a interactuar menos con Theodore y más con otras inteligencias artificiales hasta que decide unírseles en un plano existencial que Theodore no puede alcanzar ni imaginar.


INTERSTELLAR (2014)

La ironía de la inteligencia artificial de Interstellar es que no son antropomorfos y no cumplen con la apariencia clásica de un robot de Hollywood, sin embargo, sus personalidades son más humanoides que muchos otros dentro del género de ciencia ficción.
Junto con la creatividad, la intuición y la búsqueda de sentido y significado, la comedia son los atributos más humanos y TARS y CASE poseen algunos de esos factores.


EX MACHINA (2015)

Ava es un ejemplo de cómo un robot podría utilizar su inteligencia enfocada en trucos para obtener lo que ella quiere. Su personaje es tan ambiguo que nos hace preguntarnos si su plan de escapar, el cual incluye manipulación y engaño, implica que ella posee la complejidad psicológica de una persona.
La interpretación de Ava por Alicia Vikander es excepcional, ella muestra un proceso complejo de actuación que resulta en un balance perfecto entre su humanidad y su ser artificial.

Comments

comments